Contactar amb l’autor

Escull el teu idioma

Últims Articles

Enllaços de Interès

Categories (Actuals)

Visites a la Web

089990
Usuaris Avui = 2
Usuaris Ahir = 29
Paginas Vistas Avui = 31
Usuaris en Linea = 1
Direccio IP : 54.159.85.193
Data Servidor : 2018-05-28

Ante los Juegos Paralímpicos 2012 / El deporte como elemento de superación física
Juegos Paralímpicos 2012. Ellos se inspiran en los principios de la promoción del esfuerzo físico y moral, de la educación de la juventud.
No sé per què serà que jugant amb la selecció aparenten tan amics, i jugant amb el seu equip s’han de veure algunes faltes que els espectadors senten quasi el mateix dolor que el jugador ferit. No mereixeria això un doble càstig? Alguns s’han atrevit a dir que l’agressor hauria de tenir la prohibició de jugar fins que l’agredit fos donat d’alta. Estic parlant del “deporte rey i de massas” perquè, per sort hi ha alguns deports que estan més ben reglamentats i fins i tot més educativa la manera de comportar-se davant el seu contrari. Ja tocaria d’haver passat el temps de “homo, homini lupus”. Podria ser molt bé que a qualque entrenador i a més d’un jugador, abans de començar el partit, o abans i després, l’hi haguessin de llegir alguns bocins d’aquesta cartilla. És clar que tothom té la seva religió i creença, però sempre tenint present aquelles normes que afecten a la vida de la persona amb el sentit ple de la paraula.

*******************

(Antonio Díaz Tortajada, 24 de agosto de 2012)
Señor de la belleza y de la vida:
Ponemos en tus manos a tantos hermanos nuestros
que viven los deportes paralímpicos.
¿Seremos capaces de amar algo fuera de lo hermoso y bello?
Por encima de lo bello y lo que nos repulsa
está la belleza que procede de Ti
y que imprimiste en el corazón de todo hombre y mujer;
esa belleza que llevamos en vasijas de barro,
unas rotas y otras cuarteadas.
Hoy, la dictadura de las opiniones comunes
sintonizan amigablemente con los criterios clásicos
permitiendo a muy pocos identificar la belleza
con algo que no sea la apariencia externa del cuerpo humano.
La belleza física es efímera y por tanto imperfecta.
Lo bello, lo auténticamente bello,
no muere sino que se convierte en otra cosa bella.
Por todo ello, Señor, te damos gracias
por estos hermanos nuestros que contemplan el deporte
como elemento de superación física,
como un lugar de encuentro abierto a todos y a todas,
sin barreras ni exclusiones,
abriendo la puerta al desarrollo personal y social
de las personas que lo practican.
Esto es particularmente así para las personas con discapacidad.
Ellos se inspiran en los principios
de la promoción del esfuerzo físico y moral,
de la educación de la juventud
en un espíritu de respeto mutuo, de tolerancia y fraternidad.
El deporte para las personas con discapacidad física o psíquica
comporta la superación como una meta,
de un lado superar obstáculos externos
que dificultan el acceso al deporte por parte de estas personas,
y de otro lado la auto superación.
Es un reto para la igualdad respetando las diferencias,
para ello, te pedimos, Señor,
que se adapte el deporte
a las limitaciones funcionales
de las personas con discapacidad
y es igualmente necesario eliminar las barreras,
no sólo las físicas, fundamentalmente las mentales y sociales.
Que el deporte sea un elemento
que facilite la integración social,
la cooperación y la solidaridad,
el trabajo en equipo y el sentido de pertenencia a un grupo.
Señor de la belleza y la vida:
Que el deporte, de los atletas paralímpicos,
practicado con pasión y vigilante sentido de la ética,
se convierta en escuela de sano espíritu competitivo,
de formación humana y los valores espirituales,
en medio privilegiado de crecimiento
personal y el contacto con la sociedad.
Que sepamos contemplar
por encima de las dificultades físicas,
que tan poco se valoran en nuestra sociedad,
La belleza del gesto por el cual la hermosura física
no decanta en fealdad sino que es sublimada;
una belleza que no podrá ser ya percibida exclusivamente
con los ojos del cuerpo
sino que precisará siempre de los del alma.
Es así que la belleza de la donación, del amor y de la virtud:
la belleza inmortal,
se descubre internamente, con los ojos del espíritu.
Con esos ojos quedamos fascinados
y somos aptos para aprender
que el atractivo del cuerpo no lo es todo.
La belleza del deporte paralímpico
es la marca que suele sonreír con esplendor en la bondad,
en la verdad y en el amor que hay en las obras que hacemos.
Si somos capaces de captar la belleza de un acto de amor,
que sepamos esforzarnos
por dar el paso de lo meramente exterior
a la realidad profunda que capta el espíritu,
lo que captamos dentro de nosotros;
así estaremos más preparados de percibir toda verdad,
bondad y amor que, en suma,
llevan la impronta de la belleza de estos animosos deportistas
que nunca caduca.
Quien busque con honestidad la belleza
será capaz de verla con los ojos del alma.
Y esos mismos ojos, indefectiblemente, nos llevarán al autor;
a ese autor que no tuvo apariencia humana en su pasión
y luego, resucitado, revestido por el valor de su acto supremo
de donación, es la Belleza misma.

Aquí hi caurien molt bé aquelles paraules “obras son amores i no buenas razones”. Només alcen el ulls al cel amb signes cristians quan han aconseguit lo que pretenien: “quan estan ben atapits” del pa material que dura dos dies. Que hi farem! Ja fa molt de temps que hi ha molta gent que pensa així.
Tot això s’ha dit amb l’idea de si algú vol participar i ajudar a fer un món un poc més humà en que no solament ens estimem estones, sinó que les persones ens sentíem un poc més responsables.